sábado, febrero 26, 2005

Sabado

El sabado me encanta por su regalo de la promesa de descanso o de divertimiento. Es para mi la eterna Sabat, el dia santo de la gente de Abraham y de Isaac, los Escogidos por Yahweh.

Bueno, no tengo mucho que decir ahora. Tengo un suenyo apropriado para la siesta.

Dios les bendiga!